martes, 21 de agosto de 2012

205º paso - XII Subida al Berezo



XII Subida al Berezo en Bicicleta de Montaña

Fecha: 15-08-12
Dorsal: 60

Tiempo: 1:32:13
(Tiempo oficial: 1:38:30)
Posición (general): 64 de 72
(que terminamos...)


Crónica I (fuente: losardelavera.es)

La Universidad Popular y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Losar organizaron la XII edición de la Subida al Berezo en bicicleta de montaña, sobre un recorrido de 13 kms. La salida estuvo situada en la Piscina Vadillo y la meta en el Paraje de El Berezo, a 1300 m. aprox. de altitud. El desnivel que tuvieron que salvar los corredores fue de 900 m. aprox.
El día apareció gris, con algunos chubascos antes del inicio de la prueba, pero dejó de llover y la esperanza de subir sin agua parecía posible. Sin embargo, conforme se fue ascendiendo el cielo se cubrió por completo, apareció la nieba y la lluvia, lo que junto al viento en la zona de meta, dificultó aún más la subida. En meta, los corredores, pronto se quedaron frío y tuvieron que iniciar el descenso a la zona de meta, donde estaba prevista la entrega de premios a los tres primeros clasificados (Pedro Romero, Sergio de la Vía y Alejandro Guillén), al más joven  (Elías López) y al más veterano (José Manuel Mariscal)
Se inscribieron 77 corredores, de los cuales finalizaron la subida 72. El Ganador Pedro Romero hizo un tiempo de 44' 12 '', constituyendo record de la prueba.
La organización felicita a todos los participantes y espera que el próximo año vuelvan a participar.



Crónica II (fuente: smg)

Mi cuarta participación en este magnífico evento con el que se comienzan (al menos para mí) las fiestas de agosto del pueblo. Podía haber sido la quinta pera el año pasado, que estaba en buena forma con la bici, no estaba en condiciones de conducir ningún vehículo ese día.

Este año ha sido un poco extraño. Desde agosto del año anterior no cogía la bici, excepto la semana anterior que me dio por subir al Guijo para probarme, y sobre todo para ir haciendo el callo en el culo de nuevo. Acabé cansadete, pero aguanté, y viendo la masiva participación que se preveía para este año no podía faltar.

Así, otro día 15 de agosto, me volvía a levantar, esta vez no desayuné tostadas, ni bambas fritas. La verdad es que ni lo recuerdo ahora mismo, pero me sobraban ganas para subir. Sobre las 9:30 estaba en la Viñuela para inscribirme y calentar un poquito. No mucho, ya que el plan era llegar y no podía gastar demasiadas energías antes de empezar la prueba.


A las 10 estabamos todos en la piscina natural. Si antes decía que este año ha sido un poco extraño, también lo decía por la climatología. La noche anterior había llovido y esa mañana hacía mucho más fresco de lo habitual. Creo que por esta razón se hizo record de la prueba, sin quitar ningún mérito al ganador, pero hasta yo me he notado bien subiendo y me he quedado con la sensación de poder haberlo hecho mucho mejor.

El primer tramo, de unos 2,5km. es el peor. Los que ya han subido lo saben, y lo más importante es no quemarse en ese tramo. Al llevar tanto tiempo sin montar me lo quería tomar con calma. Y creo que demasiada porque en la segunda curva ya estaba en la última posición. Sabía que no podía quedar tan mal, poco después adelantaba a un cabestrillo que hace 3 días había tardado 2 horas en subir (era su primera vez y a mi me pasó lo mismo). También tenía al alcance a un chaval que no parecía que montase mucho en bici, sobre todo porque iba con la equipación de los chicago bulls y las zapatillas eran más para salir por la noche que otra cosa; el caso es que no le volví a ver el pelo, pero no porque le adelantease yo, sino porque no fui capaz de alcanzarle. Al bajar me di cuenta de que él y otros dos compañeros subieron con bici eléctrica (otra forma de subir).


Al pasar la fuente de los hermanos me encontraba bastante bien y me uní a un grupillo, que tuve que abandonar porque me veía con fuerzas como para intentar dar caza al siguiente. Y así lo hice. Después de pasarle ya no fuí capaz de coger a mi siguiente objetivo, aunque si pude adelantar a alguno más antes de llegar a la Quicla, donde me empezó a llover.


Darse cuenta de lo rápido que se "olvida" montar en bici, que saque el bote para beber y estuve 5 min. intentando meterlo de nuevo sin caerme. Como para comerme la barrita...

El camino que quedaba se hace bastante corto desde ahí, sobre todo sabiendo que estás en el tramo final. En la penúltima curva conseguí adelantar a 2 compañeros más y terminar la prueba en un tiempo, que aunque ha sido peor que en mis dos últimas carreras, me deja con muy buen sabor de boca. 


Este año no hemos hecho foto de grupo en la meta por el mal tiempo, de hecho, mientras subía veía como bajaban bastantes, y es que el frío que hacía, y sobre todo el que ibamos a pasar en el descenso, no se quitaba ni con la chasca que hicieron en el refugio. Menos mal que encontramos unos periódicos en la furgoneta de las bebidas (para ponerlo en el pecho, que alguno se piensa que es para quemarlos).

 
Espero poder coger más la bici durante los 360 días que quedan para la siguiente, aunque es dificil por la cantidad de planes que tengo para este año. Además de correr, a lo que le dedicaré 4-5 días semanales, tengo que entrenar a un equipo de rugby para que me terminen de dar el título de entrenador. Y bastante voy a hacer teniendo en cuenta que tengo que disfrutar de mi hijo (y mi señora). Aún así, espero seguir teniendo, como mínimo, el mismo fondo para poder mejorar este tiempo el próximo año.








 
 

No hay comentarios: